como decorar tarros de cristal

En Cómo decorar tarros de cristal os enseño la última parte de este trío de propuestas para dar una nueva vida decorativa a envases de vidrio.

como decorar tarros de cristal

En nuestro hogar, nos podemos encontrar con una verdadera colección de recipientes de cristal, que lo más probable es que acaben en el contenedor de reciclaje, pero… ¿ por qué no pensarlo dos veces? y darles otra funcionalidad, con el añadido extra, que su transformación se puede convertir en una actividad divertida y amena.

como decorar tarros de cristal

Para esta última ocasión, os muestro como añadir textura a estos elementos, gracias a la combinación de silicona caliente y pintura a la tiza con bicarbonato.

A continuación os dejos los enlaces a las otras partes que componen este post.

Parte nº1: Con pintura en spray y cuerda.

Parte nº2: Con cuerda entrelazada.

Cómo decorar tarros de cristal: Tres ideas fáciles y divertidas.

Parte nº2: Con silicona y pintura a la tiza con bicarbonato.

Materiales:

  1. Tarro o botella de cristal.
  2. Pistola de silicona caliente.
  3. Pintura a la tiza del color que más os guste.
  4. Bicarbonato de sodio.
  5. Pincel y recipiente para pintar.
  6. Cuerda (opcional).
  7. Rotulador, tijeras, regla.

Como he indicado en los anteriores post, el tarro tiene que estar muy limpio y seco antes de comenzar a trabajar.

Lo primero que tenemos que hacer es trazar el dibujo que queremos que tenga nuestro tarro. En mi caso, dibujé unas líneas verticales para que me sirvieran de guía. No tiene que ser un diseño muy estructurado y perfecto, como véis, algunas de mis líneas no guardan la misma distancia o estan ligeramente torcidas. Así nos queda una composición más dinámica y fresca.

El segundo paso, consistirá en añadir textura al cristal. Con la ayuda de la pistola de silicona caliente y guiandonos por las líneas que hemos trazado, depositamos pequeñas cantidades de pegamento (como se aprecia en la imagen), para que nos quede una especie de granulado.

Una vez completado el dibujo, retirar los hilillos de silicona caliente que nos hayan quedado por el envase.

Éste será el resultado a conseguir. Podemos hacer cualquier tipo de patrón, el que se nos ocurra, pero que no sea muy complicado.

Por último, una vez que hemos completado todo el dibujo, tenemos lista nuestra botella para pintarla. Me decante por aplicar pintura a la tiza y bicarbonato de sodio, para añadir más textura. Además, con la utilización de este tipo de pintura, más espesa, podemos ayudar a disimular las imperfecciones que pueda tener el diseño. También podéis utilizar pintura acrílica y bicarbonato de sodio, aquí tenéis un tutorial dónde explico pasa a paso como pintar con esta técnica.

Utilicé pintura a la tiza blanca, a la cual le añadí una cucharadita de bicarbonato de sodio. Le dí dos manos de pintura, dejando secar entre mano y mano, aproximadamente doce horas.

Y voilá, hemos conseguido transformar de manera sencilla un simple tarro de cristal, convirtiéndolo en un elemento decorativo de lo más actual.

Reciclaje de otro tarro con patrón de rombos.

Resultado final una vez pintado con pintura a la tiza y bicarbonato.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *